El miedo a enamorarse

1.- Por no haber trabajado una ruptura anterior y seguir con un dolor no procesado.

2.- Por inseguridad personal de repetir patrones de otras relaciones

 Después de una ruptura o un desengaño amoroso es difícil volver a enamorarse, los factores son en general de índole psicológico ya que el amor hace a las personas sentirse vulnerables.

¿Ha sentido pánico cuando el amor de pareja llega nuevamente a tu vida? ¿Por qué se siente temor cuando la sonrisa del amor está instalada en tu cara?

En ese sentido, asegura que “todos” albergamos defensas que creemos que nos protegerán de ser lastimados y que éstas se puede manifestar a través de los miedos, tanto al inicio como en etapas posteriores de la relación.“Hay que tener cuidado porque estas defensas y miedos pueden ofrecer una falsa ilusión de seguridad, y lo más dañino es que también son las mismas que nos impiden alcanzar la cercanía que deseamos tener con el otro amado”

Este miedo aparece con mayor realce, cuando la persona tiene una sensación de fracaso, inseguridad y con una autoestima debilitada, ligada a una relación anterior.

“Existe un recuerdo de dolor o frustración que puede producir una especie de desconfianza acerca de uno mismo, tanto en la capacidad de amar, como en la posesión de atributos que lo hagan a uno digno de ser amado”

Pero también, dice, que puede ocurrir que la nueva experiencia sea vivida desde el escepticismo y sobre la posibilidad real, de que el sentimiento de amor exista y que tenga sentido. Es decir, cuestionarse en forma constante sobre ¿para qué volver a vivirlo si está destinado al fracaso?, y afirmar reiteradamente: “ya no creo en el amor” o definitivamente, “no me quiero volver a enamorar”.

Estos son miedos que tienen su origen en experiencias tempranas, que acontecen durante la niñez y que están relacionadas con la dificultad de amar o el sentirse amado dentro del entorno socio-afectivo en que la persona vivió, y no tanto a experiencias de enamoramiento posteriores.

De todas maneras, destaca que no hay que olvidarse que las relaciones amorosas representan una avalancha de desafíos. Y, por lo tanto, la recomendación de las especialistas es aprender a reconocer nuestros miedos, descubrir de dónde nacen y qué hacer para tratarlos, y lograr tener una relación satisfactoria a largo plazo.

Además, lo más sabio será comenzar a tomar estos miedos como estrategias personales de auto-boicot y entender que la capacidad de amar a otros, “se relaciona con la armonía consigo mismo, con el ser capaz o el estar habilitado para el buen contacto con uno mismo

Las  razones por las que sentimos miedo:
  1. El verdadero amor nos hace sentir vulnerable: Amar de verdad implica estar constantemente frente a otro, el cual nos reflejará tal como somos, y estaremos expuestos y sin máscaras. Esto da miedo, pero al aceptarlo disminuye su intensidad.
  2. Un nuevo amor resucita las heridas del pasado: Puede ser que pase en algunos casos. No obstante, también hay que darse la oportunidad de vivir el amor de una manera distinta y hasta reparadora de esos dolores. Todo depende del grado de evolución que se tenga y el cómo se hayan elaborado las experiencias pasadas.
  3. El amor desafía una antigua identidad: Si sientes esto es porque tu actual “identidad” es frágil, y en tal caso, el nuevo amor lo estás tomando como un “desafío” relacionado con tus carencias, más que con lo que te sucede realmente con la actual pareja. Es decir, es un miedo personal.
  4. Con la verdadera alegría viene el dolor real: Esta razó<n se da cuando existe una tendencia a polarizar las experiencias, lo cual no ayuda para nada. Para salir de esta creencia, debes aprender a equilibrar y armonizar la coexistencia de las experiencias y sentimientos positivos y negativos a la vez.
  5. El amor es a menudo desigual: Para traspasar este temor, hay que entender que el “ritmo” en que evolucionan los afectos es algo muy personal y subjetivo. Pero no impide que dos personas en una relación puedan tender a trabajar en la búsqueda de la vivencia de estar “igualados”. Ahora, es poco aconsejable andar midiendo y comparando porque eso causa inseguridad en ambos lados.
  6. Las relaciones pueden romper la conexión familiar: Una relación afectiva y un enamoramiento intenso pueden incitar un cambio importante en la forma de vida, creencias, hábitos, etc. Y tal vez, este cambio sea poco compatible con el estilo y el aprendizaje que se trae desde el ambiente familiar. Es una disyuntiva que se tiene que resolver para que no se convierta en un miedo paralizante.
  7. El amor suscita temores existenciales: Cuando el amor es genuino, honesto y verdadero te hace enfrentar abiertamente el dilema de la existencia y te preguntarás: quién soy, qué puedo dar en la vida, qué quiero, qué merezco recibir, etc. Es decir, cuál es el sentido de tu vida y qué significa para ti estar con esa pareja. Pero no hay por qué temerle a esas preguntas; un verdadero enamoramiento implicará un crecimiento “obligado” como persona, y el afrontar este tipo de temores, te hará tener una existencia plena y diferente.

La situación perfecta sería que fuéramos correspondidos con los mismos sentimientos que experimentamos hacia la otra persona. La otra escena sería en la cual no somos correspondidos, lo que nos hace decidirnos a no seguir adelante por el miedo a ser rechazados. Esto viene acompañado de un gran sentimiento de vacío.

¿De dónde viene ese miedo?

Puede que una de las causas del miedo a enamorarse sea que hayamos idealizado anteriormente la relación y pensamos que todo tiene que ocurrir tal y como hemos imaginado. De esta manera no nos sentiremos a gusto si cambia nuestra expectativa en cuanto a nuestra relación de pareja.

Por otro lado, quizás aparezca ese miedo al compromiso, a estar dedicado a una persona especialmente cuando anteriormente no se ha tenido una relación estable. Dedicar la atención a una persona cuando se está acostumbrado a estar soltero puede ser un gran paso en un primer momento.

  • Hay personas que prefieren no llevar la relación hasta tal punto, para no agobiarse a dar el paso hacia el futuro de una relación. Así evitarían ese miedo a enamorarse demasiado para finalmente pasar a llevar una relación seria.
  • Al igual puede ocurrir cuando se ha tenido una relación anteriormente que le hizo pasar malos momentos y volver a enamorarse le hace recordar esa misma situación.

Intente aclarar sus sentimientos: ¿qué siente realmente?

Tener claros los sentimientos es lo que mejor le ayudará para dar este paso para acabar con el miedo a enamorarse. Pero, ¿cómo saber si lo que siente es verdadero? Puede que nos quede una franja de incertidumbre en cuanto a la seguridad de seguir adelante, pero en estos casos como dice el refrán, quien no arriesga no gana. Si nunca se arriesga a dar ese paso para intentar conocer tanto sus verdaderos sentimientos como los de la otra persona, nunca sabrá con total certeza si realmente es amor.

Piense en si se siente agusto consigo mismo, y en qué es lo que realmente busca en el tema del amor, esto le hará más fácil aclararse a la hora de lanzarse a encontrar el amor.

¿Cómo superar el miedo a enamorarse?

Lo principal es aprender a reconocer que tiene miedo a enamorarse. Simplemente trate de ser consciente de si sus sentimientos son reales e intente determinar de donde viene ese temor. Con la aceptación de su propio miedo le será más fácil superarlo.

Ser realista y optimista le ayudará a expresar sus sentimientos. Puede que tenga miedo a enamorarse, pero finalmente el amor llega a ser una necesidad básica, donde el sentimiento de mostrar su cariño y afecto y sentirse querido por otra persona se convierte en ley de vida. Piense en qué beneficios tendría si se lanzara a encontrar el amor, si nunca lo intenta nunca lo sabrá.

CATEGORY: Blog, Soltería

terediaz

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *