Programa intensivo de psicoterapia de pareja o familiar

“Pequeños periodos de trabajo intensivo
generan grandes beneficios en tus relaciones”

La falta de tiempo, las grandes distancias y los diversos desafíos de nuestro presente hacen que a muchas personas les resulte imposible atender un proceso terapéutico semanal, incluso quincenal. Por eso hemos diseñado el Programa Intensivo de Psicoterapia, un servicio que no solo abre opciones claras y eficaces para entender y mejorar la dinámica de la vida en pareja y en familia, sino que también se adpata a las necesidades de la vida actual.

¿Para quiénes es adecuado?
Para parejas y familias que al sentirse atrapadas en una dinámica relacional viciada, quieren aprender a sortear, afrontar y atravesar sus problemas con nuevas herramientas, menos desgaste, y mejores resultados en lo individual, en la relación de pareja y en la convivencia familiar.

¿A quíen va dirigido?
A todas las personas que:
1. Buscan una valoración de su situación
2. Requieren un tratamiento terapéutico breve pero intensivo, sólido en lo profesional y eficaz en lo relacional.
3. Quieren romper ciclos relacionales viciados.
4. Quieren aprender a manejar y resolver problemas.
5. Desean construir relaciones de pareja y familia más satisfactoria.

¿Cómo funciona?
El Pogrmada de Psicoterapia Intensiva no da respuestas mágicas a problemas complejos, pero sí es una herramienta poderosa que favorece el entendimiento y el cambio. También es un recurso preventivo ante los dilemas incipientes que se presentan en toda convivencia de pareja y de familia.

Comprendemos que el conflicto en las relaciones más allá de que algo vaya “mal”, es una fuente primaria de crecimiento y madurez, así el Programa Intensivo de Psicoterapia no sólo fomenta soluciones ante los problemas, sino que los utiliza para el crecimiento de las personas involucradas. Pero minimizar, negar y evadir los malestares relacionales, tarde o temprano genera quiebres severos que pueden ser irreparables.

¿Cómo trabajamos las sesiones?
Dependiendo de la particular situación que esté atravesando la pareja o familia, se trabajan entre 5 sesiones -en la modalidad básica- hasta 12 sesiones -en la modalidad extensa-.

Las sesiones son de una hora y se dan en un intervalo de va dura desde medio día hasta un día y medio.

Si bien con información previamente solicitada se diseña una propuesta a la medida de los consultantes, esta misma se va ajustando durante el transcurso de las sesiones a las demandas puntuales del proceso en curso.

Todas las sesiones tienen en común:
• Un entendimiento único de cómo funcionan las relaciones amorosas y familiares.
• Una nueva imagen de uno mismo, de su pareja/familia y de las relaciones humanas.

En su esquema básico se plantean 5 sesiones que consisten en:
1. Descripción del problema y síntomas que genera.
2. Primera sesión individual con los miembros de la familia o pareja para abordar la perspectiva de cada uno en la dinámica relacional.
3. Segunda individual con los miembros de la familia o pareja para abordar la perspectiva de cada uno en la dinámica relacional.
4. Sesión de pareja o familia con devolución sobre las interacciones que vician la relación y con reconocimiento de las creencias que sostienen esas interacciones incluidos los rasgos de carácter de cada uno de los participantes.
5. Sesión conjunta con alternativas de solución.

A este esquema se agregan, en la modalidad extensa, ejercicios vivenciales, información general del problema que atraviesan, ejercicios de resolución de conflictos, y sesiones de profundización tanto individuales como conjuntas.

Temas frecuentes a trabajar en un Programa Intensivo de Psicoterapia:
• Infidelidad.
• Crianza de los hijos.
• Falta de comunicación.
• Desigualdad de poder en la familia.
• Violencia intrafamiliar.
• Relaciones con la familia de origen.
• Necesidad de mayor intimidad.
• Necesidad de mayor compromiso.
• Necesidad de mayor pasión.
• Transición en los ciclos de vida de pareja y de familia.
• Desmantelamiento de pleitos frecuentes “sin importancia” pero que repercuten a la relación (es).
• Separación y divorcio.
• Discusiones constantes.
• Problemas de control y de poder en las relaciones.
• Problemas en la relación erótico-afectiva.
• Celos.
• Manejo del dinero en la familia y la pareja.
o Entre otros…

¿Qué puedes esperar de este abordaje?
• Aclarar origen del problema.
• Trascender discusiones y argumentos innecesarios.
• Parar los intentos de solución que agravan el conflicto.
• Integrar perspectivas diferentes sobre los problemas para generar cambios significativos en la dinámica relacional.
• Tomar responsabilidad individual de la participación en el conflicto de pareja o familia para que el cambio suceda.
• Revertir el ciclo negativo y viciado en pro de dinámicas relacionales más oportunas y constructivas.
• Construir relaciones actualizadas y satisfactorias.

¿Se da algún tipo de seguimiento?
Al terminar el Programa de Psicoterapia Intensiva, los consultantes junto con el terapeuta, decidirán si sé requiere algún tipo de seguimiento, y en caso de considerarlo necesario lo elegirán –en tiempo y forma- de común acuerdo.
Solo un 50% de los consultantes solicita algún tipo de seguimiento (en persona, virtual o por escrito). El otro 50% deja abierta la posibilidad de consultar tras dejar pasar un tiempo suficiente para acentar lo aprendido y aplicar nuevas acciones y prácticas en su relación.
La pareja y/o la familia, con o sin seguimiento, se llevan un serie de tareas para afianzar el impacto del proceso vivido.

Tel: 15570199

CATEGORY: Blog, Diversos Temas

terediaz

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *