Reglas de oro en la sexualidad

Los comportamientos sexuales y las decisiones tomadas en esta área de la vida son profundamente individuales; cada uno debe tomar su propio camino dependiendo de sus valores, personalidad, antecedentes, experiencias  y principios personales los cuales dirigirán su camino. El primer reto en el área sexual es descubrir qué es adecuado, constructivo, deseado y oportuno para la persona.

Algunas personas pagan precios emocionales muy altos porque experimentaron con conductas que no eran compatibles con su forma de ser, sus principios y sus valores. La libertad sexual te permite hacer lo que quieres, no lo que debes, descubriendo tu naturaleza sexual y manejándola constructivamente.

Sin embargo hay que tomar en cuenta que en ocasiones tanto hombres como mujeres nos inhibimos:

  • Porque, por diversas razones, no queremos salir lastimados.
  • Porque se nos considere o nos consideremos a nosotros mismos inmorales.
  • Por temor a mostrar ignorancia o incompetencia durante el acto sexual.

Crecer sexualmente revisando estos puntos favorece una mejor vida sexual y también fomenta el crecimiento personal y emocional.

Aplicar las reglas de oro en la sexualidad y confiar que el adulto con el que nos relacionamos también lo hace, permitirá ejercer una sexualidad libre y satisfactoria. Antonio Bolinches en su libro Sexi Sabio sugiere:

  1. Haz todo lo que quieras.
  2. No hagas nada que no quieras.
  3. Siempre desde el deseo previo.
  4. Y de acuerdo con la propia escala de valores sexuales.

Cabe hacerse las siguientes preguntas ya que en ocasiones dudamos de la licitud del comportamiento sexual:

  • ¿Tengo clara mi escala de valores sexuales?
  • ¿Lo que hago lo hago porque me gusta a mí o a mi pareja?
  • ¿Lo que no hago es porque no me gusta o porque de acuerdo a las convenciones sociales no debo permitírmelo?

Es importante distinguir los principios de los prejuicios (colisión entre el instinto y la moral), así como mi gusto personal de la necesidad de agradar. Las reglas de oro refuerzan la autonomía y potencia el sentimiento de singularidad; además, facilita el logro de la compatibilidad.

CATEGORY: Blog, Pareja

terediaz

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *