3 cosas que tienes que considerar respecto a las redes sociales

El rápido crecimiento de las redes sociales y los usos que se le dan sin lugar a dudas es algo que ninguno se veía venir. Sin embargo son una realidad y a la realidad hay que hacerle frente con todo y sus consecuencias.

Por eso hay que indagar en las consecuencias que están teniendo las redes sociales, y para profundizar en eso hay un pozo bastante hondo. Pero en este texto me limito a cómo impactan las redes sociales a la construcción del autoestima.

 

1.- No está mal querer gustar… ¡Pero hasta cierto punto!

Hay tendencias en las redes que se basan en querer –literalmente- gustar; con el constante estímulo que el cerebro produce al recibir un “me gusta”, este querer gustar puede convertirse en un verdadero problema, hasta llegar a ser una obsesión.

 

2.- La realidad está a años luz de ser lo que vemos en las redes.

Éstos estilos de vida perfectos, en donde  los que lo promueven muestran una felicidad absoluta con cuerpos con una figura envidiable, alimentación saludable, ejercicio y deporte, y además, yoga y meditación. ¿Pues cómo no va a repercutir a nuestra autoestima estar comparándonos constantemente con personas que suben diariamente fotos y publicaciones de una vida “ideal”?

 

3.- A quien te tienes que gustar es a ti

El estar todo el tiempo observando a los llamados influencers nos lleva a querer satisfacer una constante necesidad de gustar; de complacer a los demás. Y es un hecho que la mirada de los demás es un factor determinante en  la construcción de nuestro carácter, pero con las redes sociales esto se ha llevado a un extremo, que como cualquier extremo, dista mucho de lo sano.

 

Las nuevas tecnologías nos permiten construir una imagen nueva, que podemos controlar y modificar a nuestra conveniencia, pero claro, siempre con un precio: el mostrar esa imagen que queremos mostrar no tiene el mismo valor sin un público que lo observe. El verdadero valor de los likes es confirmar que estamos siendo vistos y evaluados.

Y hasta parece que no se vale tener un mal día o enojarse y entonces todo el tiempo se tiene que vivir en una pose constante (hasta cuando se está teniendo un mal momento). Como ya lo mencioné, las redes sociales no son las responsables –del todo- de este fenómeno que está ocurriendo; es el uso, consciente o inconsciente, que se les da lo que puede llegar a generar consecuencias en la autoestima

 

CATEGORY: Blog, Diversos Temas

terediaz

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *