Capital erótico

“Una imagen dice más que mil palabras”, reza el muy conocido y mil veces mentado refrán, y no por nada los refranes son llamados sabiduría popular. Lo que transmitimos a través de nuestro lenguaje corporal puede ser mucho más intenso y revelador que un largo discurso lleno de pompa y elocuencia. Si bien es importante no olvidar que la imagen no lo es todo, es evidente que ésta puede ser un recurso valioso al momento de enfrentarnos al mundo.

Capital Erótico. Según Catherine Hakim –socióloga Británica especializada en investigaciones sobre discriminación femenina- el capital erótico (concepto acuñado por ella) es una más de las herramientas con las que las personas contamos para hacer frente al mundo pero, además, es un “algo” que puede ser manejado de manera similar a otros bienes y servicios.

Hakim expone que el capital erótico incluye atributos como la belleza, el atractivo sexual, la imagen personal, la vitalidad, el carisma y todas aquellas características que nos hacen atractivos para los demás. Si bien algunos de ellos son puramente herencias biológicas, otros tantos pueden ser administrados y desarrollados a través de distintas actividades. Es un poco, quizá, regresar al conocerse a uno mismo, para saber cuáles son mis características más fuertes y cuáles, al estar poco trabajadas, deben ser objeto de mayor atención y esfuerzo.

 

 

EVALÚA TU CAPITAL ERÓTICO
No A     veces
1. ¿Te preocupas por resaltar tus rasgos faciales o corporales favoritos?
2. ¿Crees que tienes características que te hacen atractiva sexualmente?
3. ¿Haces algo para potenciarlas?
4. ¿Te consideras una persona carismática?
5. ¿Realizas actividades que te gustan o son nuevas para ti?
6. ¿Mantienes tus intereses en renovación constante?
7. ¿Tu condición física transmite energía?
8. ¿Cuidas tu arreglo e higiene personales?
9. ¿Conoces y procuras tu estilo de vestir?
10. ¿Reconoces que el cultivo de una buena apariencia física y gusto por uno mismo es más importante que ser particularmente guapo?
11. ¿Estás satisfecha con tu capacidad, energía y rendimiento sexuales?

Evaluación:

Mayoría sí: sabes bien cuáles son tus puntos fuertes y buscas enmarcarlos para resultar más agradable para la gente que te rodea. Te reconoces como una persona valiosa y te tratas bien, lo cual transmite a los demás una sensación de bienestar en tu compañía.

Mayoría a veces: si bien comprendes que es importante cuidar tu imagen personal, llevas a cuestas una serie de inseguridades y descuidos que pueden, en ocasiones, boicotearte. Sin embargo, estás en buen camino: conocerte mejor, acercarte a personas con perspectivas distintas a las tuyas y cambiar ciertos hábitos que sabes que son nocivos, podrá ayudarte a mejorar tu presencia y resaltar tus atributos.

Mayoría no: aunque quizá tienes claro que eres una persona valiosa –y sin duda puedes serlo por tu inteligencia, tu carisma o tu buena voluntad- no prestas especial atención a tu imagen personal. Tal vez por que estás más enfocada a otros detalles de la vida diaria, quiza.

terediaz