¿Estás listo para volver a empezar?

Terminar una relación amorosa es uno de los retos más complicados por los que atravesamos en la edad adulta. O quizá no sólo en la edad adulta, pues desde la  adolescencia ya comenzamos a probar lo dulce y amargo de las experiencias sentimentales. Nunca es sencillo, ni comenzar una relación, ni mantenerla de pie; menos, por supuesto, dejar atrás las heridas amorosas.

Este test te ayudará a saber si ya has dejado atrás tu última ruptura amorosa y estás listo para continuar la vida en alegre soltería o para iniciar una nueva relación.

1. Tengo 2 o más de los siguientes síntomas: falta de sueño o sueño excesivo, falta de apetito o hambre excesiva, extrema fatiga, inestabilidad emocional, sensación de desesperación, miedo extremo al futuro. V F
2. No puedo funcionar en mi vida cotidiana. V F
3. Me niego a aceptar que mi relación se terminó. V F
4. Siento un enojo frecuente por el fracaso de mi pasada relación. V F
 

5. Culpo con frecuencia a mi ex pareja por nuestra terminación.

 

V F
6. Se ha instalado en mí una tristeza que pienso que nunca se va a quitar. V F
7. Espero que alguien me rescate de este pesar emocional. V F
8. Me genera mucho malestar estar solo(a) V F
9. No puedo desarrollar los intereses y competencias personales sin una pareja al lado. V F
10. No quiero perder mucho tiempo buscando amistades pues mi interés es tener una pareja. V F
11. No tener pareja afecta mi autoestima de forma negativa. V F
12. Mi pasado fracaso limita mucho el bienestar de mi presente. V F
13. Cuando alguien te ama de verdad cambiará cosas que no te agradan por amor a ti. V F
14. Las cosas que hago tienen poco sentido porque no las comparto con una pareja. V F
15. La vida de pareja es lo central de mi proyecto de vida futuro. V F
  • A más número de respuestas verdaderas más atorado estás en la superación de tu rompimiento.

Puntos a reflexionar

 

Preguntas Tema o área que valoran

 

1  y 2 Salir del caos y retomar el equilibrio básico

 

Valora de qué punto partes en tu proceso  analizando tu estado emocional actual a partir de cuán reciente es el rompimiento y cuán caótico.

 

3, 4, 5,6, y 7 Atravesar el duelo

 

Define en qué etapa específica del duelo te encuentras: negación, enojo, culpa, tristeza y aceptación. Estas se sobre ponen y mezclan pero se ha de ir avanzando.

 

8 y 9 Aprender a estar solo cómodamente

 

Ver a la soledad como un estado humano sano y natural y no una forma de fracaso o un estado que le despierte ansiedades y temores.

 

10 Construyendo amistades sólidas

 

¿Tienes amistades? ¿Qué tan amplios y sólidos son tus círculos sociales?

 

11 y 12 Autoestima

 

Identifica tu  sensación de valía personal y de agencia personal.

 

13 Creencias sobre el amor

 

¿Cuáles son las creencias que del amor y las relaciones de pareja tienes? ¿Son realistas?

14 y 15 El camino personal

 

Mide el compromiso que tienes contigo mismo, con los demás y con la vida, así como el significado que aporta a tu existir tu proyecto de vida más allá de tener o no pareja

 

Cada persona tiene un manejo emocional que depende de su estructura de carácter, de su historia personal,  de sus principios y la cultura en la que se desarrolló. Dado esto, cada persona se enfrenta a las pérdidas de manera diferente, y superarlas le puede tomar más o menos tiempo. Esta autoevaluación puede ser una plataforma para detectar en que aspectos trabajar para tener una vida más satisfactoria, con o sin pareja. Pero recuerda que el cambio no es un evento sino un proceso, y los procesos toman tiempo.

Al final, sea cual sea tu resultado, no olvides que siempre puedes acercarte a tus seres queridos, a un libro, a un buen amigo, o a un profesional, que te apoye en el proceso.

 

terediaz