Señales de alarma en una relacion

 

    No
1 ¿Ha habido más de un incidente de violencia física o verbal en tu  relación?

 

   
2 ¿Ya tienes algún plan de vida o compromiso a seguir que excluye a tu pareja casi por completo?    
3 ¿Si Dios o un ser omnipotente te dijera que está bien si te vas, te sentirías más aliviado y tendrías mayor seguridad de que puedes terminar tu relación?
4 ¿Tienes un sentimiento básico y recurrente de humillación o invisibilidad en tu relación?
5 ¿Sientes hoy que tu pareja no es atractiva, ni razonablemente inteligente, no te entusiasman sus planes, incluso ni te gusta su olor?
6 ¿El obtener algo que quieres o necesitas con tu pareja es tan complicado y desgastante que al final no sientes que valió la pena el esfuerzo?
7 ¿Sientes que tu pareja generalmente bloquea tus intentos de hablar sobre ciertos temas o hacer ciertas preguntas, especialmente de cosas que te importan a ti?
8 ¿Tu relación se ha tornado aburrida y empobrecida?
9 ¿Tu pareja ha violado lo que para ti es tu “línea límite”?
10 ¿Existe una franca diferencia entre  el estilo de vida, deseos, preferencias, formas, de tu pareja y tu?
11 ¿Te estás empezando a sentir desanimado de que nunca vas a lograr satisfacer una necesidad o deseo que es muy importante en tu vida?
12 ¿Tu pareja ha logrado que te empieces a convencer de que eres un perdedor o un tonto?

Haz un conteo de tus respuestas.

Las respuestas con respuesta no, cuentan cero puntos (no se contabilizan).

Las respuestas 2, 3, 5, 7, 8, 10 con sí, cuentan 1 punto.

Las respuestas 1, 4, 6, 9, 11, 12, con sí, cuentan 2 puntos.

Del 1 a 4: Tu relación ha de ser buena y si algo te molesta tiene posibilidades de mejorar. Aún así no minimices  las cosas concretas que te están generando malestar, particularmente si hay algún tipo de abuso. Conversa con tu pareja y pon los malestares “sobre la mesa”, pide consejo a un bueno amigo si crees que te dara una honesta retroalimentación.

De 5 a 8: Tu relación debe estarse tornando en algo difícil. Seguramente aún tienes energía para luchar pero ya hay cosas que te perturban y te sorprenden en la convivencia con tu pareja. Te sería util platicar con alguien que tenga cierta experiencia de vida y sea de tu confianza para ampliar tu perspectiva de lo que estas viviendo. Si crées que no has intentado nada por cambiar lo que vives has una ruta critica para poder trabajar lo que te molesta involucrando a tu pareja en el asunto. Si ya lo has intentado y no hay respuesta, consulta a algún profesional. Ten particular cuidado si ya ha habido incidentes de abuso.

De 9 a 13: Es probable que estés cansado, desencantado, e incluso espantado, rumiando ya la forma de terminar la relación. Seguramente ya has intentado soluciones que no solo no están funcionando sino que han aumentado los enfrentamientos e incluso el riesgo de pleitos violentos. Plantea a tu pareja que requieren ayuda para hacer las cosas de forma diferente. Es momento de cuestionar si vale la pena plantear una separación para que se enfrién las cosas. Si tu pareja no cree que necesitan ayuda profesional no dejes de solicitarla tú, primero porque lo que has hecho no ha funcionado, y sobre todo porque lo que vives puede ya tener tintes abusivos.

Si contestas de 14 para arriba: Hay pocas posibilidades de trabajar y reconstruir la relación a menos que ambos se impliquen en profundo y largo proceso terapéutico. Es probable que ya te encuentres en una franca situación de riesgo físico y emocional que te tenga paralizado(a). ¡Pide ayuda! Apóyate de alguien cercano que te de contención, y salvaguarda primero que nada tu integridad física. Si terminas la relación, no dejes de hacer un trabajo terapeútico para recobrar la confianza en ti mismo(a)

 

 

 

terediaz